viernes, 30 de diciembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- Fallece Ricardo Legorreta, emblema de la Arquitectura Mexicana...

La arquitectura era mucho más que el simple diseño de inmuebles: “el arquitecto es un hacedor de sueños porque su deber es captar el sueño del cliente y hacerlo realidad”

Ricardo Legorreta Vílchis ejerció por más de 50 años su profesión y recibió varios galardones.
 Imagen cortesía: Especial


Ciudad de México • Algunas de sus obras forman parte del paisaje cotidiano, sin saber que en su momento rompieron con distintos paradigmas arquitectónicos: el Hotel Camino Real de la zona de Polanco, diseñada en colaboración con Luis Barragán, o el Papalote Museo del Niño, el Centro Nacional de las Artes, el Museo de Arte Contemporáneo Marco de Monterrey, el Conjunto y la Plaza Juárez, además de las remodelaciones en el Antiguo Colegio de San Ildefonso o del Zoológico de Chapultepec, en la Ciudad de México.

Para Ricardo Legorreta, la arquitectura era mucho más que el simple diseño de inmuebles: “el arquitecto es un hacedor de sueños porque su deber es captar el sueño del cliente y hacerlo realidad, con mi lenguaje, pero hacer realidad su sueño”, comentó el 12 de Junio del presente 2011.

Emblema de la arquitectura mexicana del siglo XX, el creador falleció hoy 3o de Diciembre por la mañana, a los 80 años, en pleno proceso creativo, pues fungía como responsable de coordinar los nuevos trabajos para la preservación y conservación del Centro Nacional de las Artes, en cuyo creación también participó, hace casi dos décadas.

Incluso, apenas el 19 de octubre pasado había estado en Tokio, Japón, donde recibió el Premio Imperial de manos del Príncipe Hitachi, hermano del Emperador Akihito, en una ceremonia celebrada en la que señaló que más que un reconocimiento a una persona, lo asumí como un reconocimiento a un país.

Nacido en la Ciudad de México, el 7 de mayo de 1931, en 1952 terminó la licenciatura en Arquitectura, en la Universidad Nacional Autónoma de México, si bien desde 1948 ya fungía como dibujante y Jefe de Proyectos en el despacho de José Villagrán García, con quien se asoció en 1955; en 1964 fundó la firma Legorreta Arquitectos, en la actualidad Legorreta + Legorreta, cuya filosofía define el sentido de la arquitectura de Ricardo Legorreta: “diseña para la gente que utiliza sus edificios”.

“Considera que una buena construcción no sólo debe responder a las necesidades de sus usuarios, a la ciudad, al medio ambiente, a los programas y presupuestos, sino también a las necesidades espirituales y artísticas de las personas. Así, busca una arquitectura que haga feliz a la gente y no sólo una que pueda ser admirada y disfrutada por arquitectos. La arquitectura debe estar al servicio de la sociedad, siempre por encima de intereses personales y falsos objetivos”, se lee en la página electrónica de la firma.

Los proyectos en los que participó el arquitecto resumen esa base, convencido de la importancia de volver a las raíces, como lo señaló durante un encuentro que sostuvo con estudiantes de arquitectura, previo a la recepción del Doctorado Honoris Causa por parte de la UNAM, en septiembre pasado.

“México recuperará su nivel en la arquitectura mundial en el momento que vuelva a sus raíces y no siga los dictados de las modas en esta disciplina, que rechazan lo que representa al pasado (…) Hay movimientos que desprecian sus orígenes y consideran que todo lo que representa al pasado no tiene valor y, por tanto, tiene que ser destruido.”

TRAYECTORIA:
Su estilo se caracteriza por la aplicación de temas contemporáneos a la arquitectura tradicional de su país. En el 2001 recibe el Premio a la Vida y Obra galardón otorgado por el Premio Obras Cemex
Entre sus pensamientos destacó que "México es un país de arquitectos, en lo profundo de su ser y de su historia cada mexicano es un creador en su propia vida."
Algunas de sus obras fueron el Hotel Camino Real, en colaboración con Luis Barragán en 1968, Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey en 1991, el Papalote - Museo del Niño en 1993, así como las restauraciones del Antiguo Palacio Iturbide y el Antiguo Colegio de San Ildefonso y el Zoológico de Chapultepec
Sus restos serán velados en el Panteón Francés de San Joaquín, ubicado en Legaria.

OBRAS:
En México.-

1964, Laboratorios Smith Kline & French, en colaboración con Mathias Goeritz, hoy Sede de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Av. Universidad 1449, Ciudad de México.
1967, Colegio Cedros, Tecoyotitla 364, Chimalistac, San Ángel, Ciudad de México.
1967, Fábrica Chrysler en Toluca.
1968, Hotel Camino Real, en colaboración con Luis Barragán, Av. Mariano Escobedo 700, Polanco, Ciudad de México.
1968, Oficinas Celanese Mexicana, hoy SEMARNAT, Av. Revolución 1425, Tlacopac, San Ángel, Ciudad de México.
1972, Restauración del Antiguo Palacio Iturbide, Madero 17, Centro Histórico, Ciudad de México.
1975, Fábrica de IBM en Guadalajara.
1975, Hotel Camino Real, Cancún.
1976, Oficinas Seguros América hoy Tribunal Federal de Justicia, Av. Revolución 1508, San Ángel, Ciudad de México.
1981, Hotel Camino Real, hoy Westin Brisas, Ixtapa, Guerrero.
1985, Fábrica Renault en Gómez Palacio, Durango.
1985, Fábrica Kodak en Xochimilco, Ciudad de México.
1989, Plan Maestro para Huatulco, Huatulco, Oaxaca.
1990, Hotel Las Brisas, Huatulco.
1991, Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey.
1993, Restauración del Antiguo Colegio de San Ildefonso, UNAM. Justo Sierra 16, Centro Histórico, Ciudad de México.
1993, Papalote - Museo del Niño, Bosque de Chapultepec 2a. Sección, Ciudad de México.
1994, Restauración del Club de Banqueros, Av. 16 de Septiembre 27, Centro Histórico, Ciudad de México.
1994, Remodelación del Zoológico de Chapultepec, Ciudad de México.
1994, Centro Nacional de las Artes Plan Maestro, Edificio de Administración e Investigación, Edificio Central y Escuela Nacional de Artes Plásticas La Esmeralda, Ciudad de México.
2001, ITESM Campus Santa Fé, Ciudad de México.
2005, Conjunto Juárez y Plaza Juárez. Edificio para la Secretaría de Relaciones Exteriores - Torre Tlatelolco y edificio para el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Ciudad de México.
2006, EGADE Escuela de Graduados en Administración y Dirección de Empresas del ITESM en Monterrey.
2007, Hotel La Purificadora, Callejón de la 10 Norte 802, Puebla.
2008, Museo Interactivo Laberinto de las Ciencias y las Artes, San Luis Potosí.
2008, The Tides Playa del Carmen Riviera Maya.
Hotel Casa Reyna, Privada 2 Oriente 1007, Centro, Puebla.
2010, Torre BBVA Bancomer, en colaboración con el despacho Rogers Stirk Harbour + Partners de Londres. Paseo de la Reforma y Lieja, Ciudad de México.
2010, División de Estudios de Posgrado y Especializaciones en Economía, UNAM. Centro Cultural Universitario, Ciudad de México.

En el mundo.-
1983-1985, Casa Montalbán, en Los Ángeles, California
1994, La restauración de la plaza Pershing Square en Los Ángeles, California
1994, Nueva Catedral de Managua, Nicaragua
1995, Biblioteca Municipal, en San Antonio, Texas
1998, The Tech Museum of Innovation, (San José, California, Estados Unidos)
Complejo Solana en Dallas, Texas

2000, Pabellón de México en la Expo 2000 Hannover
2005, Hotel Sheraton Bilbao, en Bilbao, España
2005, Nuevo campus de la Escuela Superior de Economía y Negocios, ESEN, Nueva San Salvador, El Salvador.
2007-2009, Casa Margarita , Ciudad de Guatemala


ENLACES A LOS ALBUMES DE IMÁGENES:

Conjunto Juárez

Escuela para Carnegie Mellon

Posgrado Facultad de Economía


Vía: CNNExpansión
Fuente: Wikipedia

viernes, 16 de diciembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- Mexicanos diseñan ampliación de un museo en Finlandia...

Tras superar 600 proyectos de todo el mundo, dos mexicanos realizan la extensión del Serlachius Museum Gösta, que acoge una de las colecciones privadas de arte más importantes de los países nórdicos.


Imagen Cortesía: Especial


Mara Partida y Héctor Mendoza son dos mexicanos que llegaron a Barcelona en 2005 para estudiar un doctorado en la ETSAB de la Universidad Politécnica de Cataluña. Allí conocieron al esloveno Boris, se hicieron socios y ahora, entre otros proyectos, tienen la responsabilidad de construir la extensión del Serlachius Museum Gösta, en Mänttä (Finlandia), tras ganar un concurso entre 600 arquitectos de todo el mundo.

Este trío de jóvenes, de 37 años de edad, tienen su estudio en Barcelona. Mara y Héctor son pareja, ella es chilanga y él tamaulipeco, aunque estudiaron en el ITESO de Guadalajara.
Tienen muy claro que algún día les gustaría volver a México para poner en práctica lo aprendido en Europa, pero también lo ven difícil porque la distancia les impide estar conectados al cien por cien de lo que pasa por allá en lo que respecta a su profesión. Además de la “forma tan especial” que se adjudican los proyectos, “algo que no pasa en Europa”, donde todo se realiza a base de concursos.

¿Cómo es que llegan a España?
Mara: Llegamos a Barcelona para hacer un doctorado en la ETSAB, somos pareja. Nos casamos y nos venimos juntos. Cuando acabamos el doctorado ganamos un concurso para hacer la Fundación García Lorca, en Granada, a partir de ahí fundamos el despacho.

¿Ejercieron su profesión en México?
Héctor: Desde que éramos estudiantes intentamos compatibilizar trabajo-estudio. Algunas horas trabajamos en los despachos para coger experiencia. Mara trabajó con Ricardo Legorreta y yo con Luis de Regil, por ejemplo.

¿Por qué Barcelona?
M: Primero fuimos a Londres a hacer un máster, una experiencia muy pesada. Teníamos un amigo que había venido a Barcelona y además hablaban muy bien de la escuela de arquitectura de aquí, así que nos planteamos venir y lo hicimos. Queríamos seguir aquí, del otro lado del charco.

¿Este proyecto fue su primer top?
M: Sí. Aquí en Europa es común que se lancen concursos abiertos. En el caso de la Fundación García Lorca fue a escala internacional y participaron casi 200 arquitectos de renombre y de varias partes del mundo. Se trataba de hacer un edificio que albergara todo el archivo de García Lorca.

Ganan el concurso, viene la crisis y ¿qué pasa después?
H: Empezamos a buscar proyectos fuera de España, sobre todo en el ámbito europeo, porque comparten la forma de trabajar. Hicimos algún concurso en Eslovenia, con Boris, ganamos uno más en Suecia y finalmente el de Finlandia.

El mercado en España está parado…
M: Sí, está duro. Ahora estamos haciendo algo en un pueblito de Andalucía, es un auditorio municipal y está muy recortado el presupuesto, pero ahí vamos.

Y después viene Finlandia, ¿cómo se enteran del concurso?
H: Nos enteramos a través de internet, ahora está todo muy publicado y te llega la información aunque no la quieras. A nosotros siempre nos ha gustado hacer edificios culturales y esto de Finlandia era como un caramelito para nosotros, se trata de un sitio casi idílico, con un paisaje increíble, y tiene relación con un edificio existente con mucho valor emocional.
M: La verdad que ya habíamos dado por perdido eso, pero de repente llamaron al despacho, Héctor contestó y se empezó a poner blanco. De hecho, en un principio pensamos que era una broma.

¿Cuándo empezarán?
M: Se nos dio el anuncio el 22 de junio, a partir de esa fecha el cliente nos pidió que contratáramos un socio local, ellos contrataron ingenieros. Héctor y Boris se van la próxima semana a Finlandia para acabar de cerrar todo. Por las condiciones climatológicas, a ellos les urge empezar en mayo a construir el cascarón del edificio y en noviembre trabajar de lleno. Los finlandeses quieren acabar en 2013, porque es la fecha en que la fundación cumple 80 años, pero lo vemos un poco justo así que vamos a acordar fechas.
H: El trabajo que haremos será coordinar que el producto final sea fiel a la idea original del proyecto. Haremos los dibujos constructivos, etcétera. Tiene que hacerse en finlandés y de eso entendemos poco, por eso nos asociamos con un despacho local para coordinarnos con el objetivo de que lo que tú pensaste se ejecute. Cada tres semanas iremos a Finlandia, tenemos muchas videoconferencias y un montón de comunicación.

¿Volverán a México?
M: Yo siempre tengo la inquietud. Cuando voy a México pienso: esto se debería hacer así... Yo nunca digo que no volveré, mi familia está allá. Pienso que mientras la barquita siga navegando por aquí estaremos, pero en un futuro no lo sé.
H: Yo quiero agregar que lo hemos intentado, pero a fin de cuentas resulta frustrante porque la manera de llevar esos concursos es muy diferente, hay muchos intereses mezclados. No somos lo suficientemente mediáticos como para que nos inviten y tampoco tenemos la fuerza local de un arquitecto mexicano que sabe el teje y maneje de todo allá. Pero, bueno, nuestro perfil es bastante internacional y si hacemos proyectos en Finlandia desde Barcelona podemos hacer lo mismo con México. La geografía ya no es problema.
M: De hecho, una amiga en México me ha encargado su casa y se la estamos haciendo. Todo se puede.

Imagen Cortesía: Especial


Vía. Milenio


jueves, 15 de diciembre de 2011

BIOGRAFÍAS DE ARQUITECTOS.- Oscar Niemeyer...

Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares Filho, mejor conocido como "El que se alimenta de Sol" Seguidor y gran promotor de las ideas de Le Corbusier, es considerado uno de los personajes más influyentes de la arquitectura moderna internacional. Fue pionero en la exploración de las posibilidades constructivas y plásticas del concreto armado.


Niemeyer durante la ceremonia de inauguración de la Biblioteca Nacional de Brasilia, el 11 de diciembre de 2008 (cuatro días antes de cumplir los 101 años).

Primeros años:
Oscar Niemeyer nació en la ciudad de Río de Janeiro en 1907, en el barrio de Laranjeiras, en una calle que después recibiría el nombre de su abuelo, Ribeiro de Almeida. Pasó su juventud como el típico carioca bohemio de la época, sin preocupaciones por su futuro. Concluyó la educación secundaria a los 21 años. Ese mismo año, se casó con Annita Baldo, hija de inmigrantes italianos de Padua. El matrimonio le dio sentido de responsabilidad, decidió trabajar e ingresar a la universidad.

Comenzó a trabajar en el taller de tipografía de su padre y entró en la Escuela de Bellas Artes (Brasil), de donde se graduó como ingeniero arquitecto en 1934. A pesar de las dificultades financieras por las que estaba atravesando, decidió trabajar gratis en el estudio del arquitecto Lúcio Costa y Carlos Leão. Niemeyer se sentía insatisfecho con la arquitectura existente en la ciudad y decidió que podía encontrar una carrera en ese nicho.

En 1945, ya como un arquitecto de cierta reputación, se unió al Partido Comunista de Brasil. Niemeyer era sólo un niño en la época de la Revolución Rusa de 1917, y por motivo de la Segunda Guerra Mundial se convirtió en un joven idealista. Fue un comunista muy entusiasta, actitud que le costaría caro más tarde en su vida. Fidel Castro una vez dijo: «Niemeyer y yo somos los últimos comunistas de este planeta». Niemeyer visitó la URSS, conoció varios líderes socialistas y se convirtió en amigo personal de algunos de ellos.

Inicios de su carrera:

En 1940 conoció al alcalde de la ciudad de Belo Horizonte, Juscelino Kubitschek (1902-1976), quien le invitó a proyectar una iglesia y un casino a orillas del Lago de Pampulha. La novedad de las líneas de esa pequeña iglesia construida en homenaje a San Francisco le dio fama en todo el país. En su interior está decorada con azulejos y frescos pintados por Cándido Portinari. Iglesia 3D en Google Earth. El casino fue transformado años después en el Museo de Pampulha, dedicado a la difusión del arte contemporáneo.

Oscar Niemeyer participó también con Le Corbusier en la elaboración del proyecto del edificio principal de las Naciones Unidas en Nueva York en 1952.


Brasilia:
En 1956 el urbanista Lúcio Costa vence el concurso de proyectos para escoger la nueva ciudad capital en el centro del país, que sería Brasilia, y por iniciativa del presidente Kubitschek, Oscar Niemeyer es convidado a trabajar en el proyecto de la nueva capital. Niemeyer queda a cargo de los proyectos de los edificios y Lúcio Costa del plan de la ciudad y toda la parte urbanística.

En pocos meses, Niemeyer diseña decenas de edificios residenciales, comerciales y administrativos. Entre ellos la residencia del Presidente (Palácio da Alvorada); el Congreso Nacional (la Cámara de los Diputados y el Senado Federal); la Catedral de Brasilia; el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería; la sede del Supremo Tribunal Federal; los edificios de los ministerios, y la sede del gobierno, el Palacio del Planalto. La catedral es considerada especialmente bella, con diversos simbolismos modernos.
Brasilia fue diseñada, construida e inaugurada durante el plazo de un mandato presidencial, cuatro años. La nueva capital fue oficialmente inaugurada el 21 de abril de 1960. En 1962, Niemeyer recibió el encargo de organizar la Facultad de Arquitectura en la recién creada Universidad de Brasilia (UnB). En 1963 es nombrado miembro honorario del Instituto Americano de Arquitectos de los Estados Unidos, y en el mismo año gana el premio soviético de paz, el Premio Lenin de la Paz.



Catedral de Brasilia



De los años ochenta a la actualidad:
Después del final de la dictadura en los años ochenta, Niemeyer vuelve a Brasil. Él mismo define esta época como el inicio de la última fase de su vida. En este período Niemeyer hizo el Memorial JK, en Brasilia (1980), el edificio-sede de la Red de Televisión Manchete (1983), los CIEPs (centros integrados de educación pública) y los sambódromos de las ciudades de Río de Janeiro (1984) y de São Paulo (1991), el Panteón de la Patria, en Brasília (1985) y el Memorial de América Latina (1987), en São Paulo. Este último tiene una bella escultura representando una mano herida como un Cristo, de cuya llaga sangra América Latina.

En 1989 se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.
Entre 1991 y 1996 realizó lo que muchos consideran su mejor obra, el Museo de Arte Contemporáneo de Niterói (MAC). Es un museo en un lugar improbable, con una forma bella y original, una escultura que se proyecta sobre la piedra, dando una linda visión de la Bahía de Guanabara y de la ciudad de Río de Janeiro.
El 22 de noviembre de 2002 fue inaugurado el complejo que abriga el Museo Oscar Niemeyer, en la ciudad de Curitiba (Paraná), en la región sur de Brasil. Esta obra es un anexo al museo original diseñado por el mismo Niemeyer. Ese mismo año recibió el Premio Konex Mercosur al mejor arquitecto de la región de la década.

El 30 de marzo de 2006 vería la inauguración, en la región del sur de la ciudad de Goiânia, GO, (Brasil), el Centro Cultural Oscar Niemeyer (también conocido como CCON y NIE).
El 15 de diciembre de 2006, con casi 50 años de atraso, fue inaugurado el Museo Nacional Honestino Guimarães y la Biblioteca Nacional Leonel de Moura Brizola, que forman juntos, el mayor centro cultural de Brasil, denominado Complejo Cultural de la República, ubicado en la Explanada de los Ministerios en Brasilia. La inauguración fue programada para coincidir con el aniversario 99 de Oscar Niemeyer.


En el transcurso de ese año planificó un balneario para Potsdam, en Alemania, previsto para 2007, pero las obras fueron canceladas antes de su inicio debido a sus dimensiones faraónicas. Ya fue invitado a diseñar un estadio con motivo de la Copa Mundial de Fútbol de 2014 que será organizado por Brasil.
En abril de 2007 se inaugura el Teatro Popular Oscar Niemeyer de Niterói en Río de Janeiro, obra dedicada a Brasil simbolizado con los colores verde, amarillo, azul y blanco.


Ese mismo año dona a España el diseño de su mayor proyecto en Europa, como su colaboración, en calidad de galardonado, en la celebración del 25 aniversario de los Premios Príncipe de Asturias. El Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer (también conocido como "Centro Niemeyer" o, coloquialmente, como El Niemeyer) tiene una estética provocadora, resumen de la mejor aquitectura del brasileño. El propio arquitecto lo ha descrito como «una gran plaza abierta a todos los hombres y mujeres del mundo, un gran palco de teatro sobre la ría y la ciudad vieja. Un lugar para la educación, la cultura y la paz». El Niemeyer se encuentra en la ciudad de Avilés, en el Principado de Asturias y fue inaugurado en la primavera de 2011.



 La arquitectura de Niemeyer es también la de los ritmos acelerados de las articulaciones artísticas y técnicas que convergen hacia la amplia plenitud de las composiciones más diversas. A través de la construcción, su arquitectura transmite el espíritu de la existencia y de la búsqueda de mutaciones prodigiosas. Por otra parte, cabe decir que en estas conexiones Niemeyer idea, distribuidas según un método razonado, sus temas y sus composiciones se inscriben en la realidad de sus respectivas justificaciones.


Son el resultado de conceptos capitales y de ellos extrae conclusiones que se proyectan hacia el futuro. Obras maestras tales como las casas unifamiliares del arquitecto en Río de Janeiro y Mendes; en Pampulha, Belo Horizonte, el Casino, la capilla católica y el Yacht Club; el conjunto COPAN (en Sao Paulo); el Ministerio de Educación y Sanidad (en Río de Janeiro); la residencia del presidente Kubitschek en Pampulha; y, en Brasilia, el complejo del Congreso Nacional, la Catedral y el Palacio de la Alborada, por ejemplo, están ahí para instruirnos.




Museo de Arte Contemporáneo de Niteroi.


Vía: Wikipedia

miércoles, 14 de diciembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- Zaha Hadid gana el Stirling Prize por segunda vez...

El diseño para una escuela a las afueras de Londres le dio la presea otorgada por el Real Instituto de Arquitectos Británicos.

Imagen Cortesía de LukeHayes


 Por segundo año consecutivo Zaha Hadid se hizo acreedora al premio Stirling Prize, otorgado por el Real Instituto de Arquitectos Británicos 2011 (RIBA, por sus siglas en inglés).

El reconocimiento -dotado con una bolsa de 31,000 dólares- fue otorgado a la arquitecta británico-iraquí por su diseño para la Academia Evelyn Grace, un edificio de formas zigzagueantes construido con acero y cristal en el municipio de Brixton, localizado en la parte sur de la zona metropolitana de Londres, Inglaterra.
“La academia Evelyn Grace es un ejemplo excepcional de lo que se puede lograr cuando se invierte de forma cuidadosa en un buen diseño para un edificio escolar”, comentó Angela Brady, presidenta de RIBA, en un comunicado.

La construcción del edificio, terminado a fines de 2010, tuvo un costo cercano a 58.5 millones de dólares (mdd) y se llevó a cabo bajo el auspicio de la organización de caridad Absolute Return for Kids (ARK), del financiero suizo Arpad Busson.

“Este edificio, visualmente asombroso, es una poderosa declaración sobre nuestras más altas expectativas hacia todos nuestros estudiantes; en tanto que la estructura interna del edificio apoya la naturaleza del sistema innovador de la academia”, detalló Peter Walker, director de la escuela Evelyn Grace.

Ésta es la primera escuela que diseña Zaha Hadid. Se ubica en un terreno de 1.4 hectáreas, y se distingue por su estructura de 10,745 m2 en forma de “cruz sesgada”, la cual permite un “corte” a la mitad del edificio, en donde se ubica un pasillo de 100 metros entre las dos puertas que dan a la calle.

En los dos pisos superiores hay un podio que reduce la altura y masa del edificio, donde la estructura tiene una menor escala.

“Resulta muy significativo que nuestro primer proyecto en Londres sea la academia Evelyn Grace. Las escuelas se encuentran entre los primeros ejemplos que las personas pueden experimentar con la arquitectura y tienen un profundo impacto en los niños. Estoy muy satisfecha de que la academia Evelyn Grace fuera tan bien recibida por sus estudiantes y empleados”, dijo Zaha Hadid, en un comunicado emitido por su despacho, con motivo del premio.

En 2010, Hadid obtuvo el Stirling Prize por su diseño para el Museo de Arte Nacional del Siglo XXI (MAXXI), ubicado en Roma. Este año, el proyecto de Hadid para la academia Evelyn Grace se impuso a los otros finalistas seleccionados por RIBA, entre los que se encuentran el Museo Folkwang, de David Chipperfield; el Real Teatro Shakespeare, de Bennetts Associates; An Gaelaras, de O’Donnel y Toumey; el edificio Angel, de Allford Hall Monagham Morris, y el Velódromo Olímpico de Londres 2012, de Hopkins Architects.


martes, 13 de diciembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- Richard Rogers y 3,477 estacionamientos en Reforma...


Imagen cortesía: Legorreta+Legorreta

La historia la cuenta Víctor Legorreta en un abarrotado teatro Carlos Lazo en la UNAM. Resulta que la oficina que tiene con su padre, el afamado arquitecto Ricardo Legorreta, se asocia con su amigo no menos famoso Richard Rogers (vaya combinación) para realizar el proyecto del nuevo edificio corporativo de BBVA Bancomer, localizado en pleno Paseo de la Reforma, frente a la Torre Mayor. Todo va bien hasta que a Rogers le hacen saber el número de estacionamientos requerido por la mole de 50 pisos y 183 mil metros cuadrados de construcción. En ese momento casi se va de espaldas.

Acostumbrado a hacer edificios de características más o menos parecidas, a Sir Richard no le cabe en la cabeza que más del 40 por ciento del espacio construido en uno de los terrenos más caros de la ciudad se dedique a estacionamientos. En efecto, y aunque parezca increíble, la nueva torre destina casi la misma superficie a albergar automóviles (76,000 m2) que a oficinas (78,600 m2). Sencillamente no entiende tal despilfarro, especialmente considerando que el inmueble se ubica en un lugar particularmente bien abastecido de transporte público: la estación de Metro Chapultepec se encuentra a 300 metros, y el Metro Sevilla a 400, la línea de Metrobús está a poco más de un kilómetro, en la zona funciona el sistema de Ecobici, y por si fuera poco, por Reforma pasan los buses RTP Expresos, bastante más cómodos que los peseros que inundan el resto de la ciudad.

Es que en la retina de Rogers está la imagen de sus proyectos europeos, donde los cajones de estacionamientos, por grande que sea el edificio, se cuentan con los dedos de la mano, y generalmente están reservados para vehículos de emergencia o de personas con discapacidad. ¿Y entonces cómo llegan los gerentes y altos ejecutivos? En taxi, metro, bicicleta, bus o caminando, que a nadie se le pasa por la cabeza llegar en su automóvil particular a un lugar donde el precio del suelo y la alta demanda hace poco aconsejable destinar mucho espacio a sitios para aparcar coches.

El sector de Reforma no se diferencia mucho de este paisaje, pero aquí la lógica urbana parece funcionar de manera diametralmente opuesta. Y es que colocar 3,477 cajones de estacionamiento en un lugar céntrico, ya congestionado pero bien abastecido de transporte público, no sólo constituye un derroche injustificable de recursos económicos. También es un gran incentivo para la llegada de más vehículos a una zona de grandes atributos urbanos pero que está siendo aniquilada por la masiva presencia de automóviles para los cuales sencillamente no hay espacio.

Esta vez la culpa no es de los arquitectos; Víctor Legorreta señala que el alto número de cajones se debe a exigencias normativas propias del DF, lo que es cierto, pero no es menos cierto que si esas normas antediluvianas no existieran, los mandantes con toda seguridad habrían planteado la necesidad de contar con muchos, muchísimos estacionamientos. ¿O alguien se imagina a uno de los altos ejecutivos de BBVA saliendo de la estación de Metro Chapultepec o andando en un RTP? Las vacas volarán primero.

Según se informa, el proyecto de los Legorreta y Rogers pretende obtener calificación LEED Gold. Tiene el diseño y todas las ecotecnologías necesarias para lograrlo. El problema es que LEED es una herramienta tremendamente incompleta que no toma en cuenta variables de alto impacto ambiental que son efecto de la construcción de edificaciones convenientemente presentadas como ambientalmente amigables. ¿Puede ser considerada sustentable (cada vez detesto más la palabra) una obra que provee casi 3 mil quinientos estacionamientos en un área donde debiera haber sólo unos pocos? Importa poco que el edificio tenga techos verdes o jardines interiores, que para absorber todo el CO2 generado por los autos que allí se darán cita se necesitarán unas cuantas hectáreas de bosque que el proyecto está lejos de proveer. Moraleja: no todo lo que brilla es verde.

El nuevo centro operativo de BBVA, proyectado por Skidmore, Owens & Merrill (el dinero no fue obstáculo para contratar arquitectos), ubicado a 1.8 kilómetros de la torre, contará con otros 2,700 estacionamientos. En total, una sola institución aportará casi 6 mil 200 cajones a una zona donde los automóviles hacen nata. ¿Culpa de la norma o de la absurda y arraigada creencia que el estacionamiento es un derecho humano fundamental que justifica cualquier sacrificio con tal de proveerlo?


sábado, 10 de diciembre de 2011

NOTAS ARQUITECTURA Y CONSTRUCCIÓN.- Qué hacer en caso de sismos...???


Antes
Recurra a técnicos y especialistas para la construcción o reparación de su vivienda, de este modo tendrá mayor seguridad ante una sismo.
Mantenga siempre en buen estado las instalaciones de gas agua y electricidad. En lo posible, use conexiones flexibles.
Junto con su familia, prepare un plan para enfrentar los efectos de un sismo. Esto requiere que organice y ejecute simulacros.
Guarde provisiones (comida enlatada y agua hervida) podrían ser necesarias.
Tenga a la mano números telefónicos de emergencia, botiquín, de ser posible un radio portátil y una linterna con pilas
Identifique los lugares más seguros de inmueble, las salidas principales y alternas. Verifique que las salidas y pasillos estén de obstáculos.
Fije a la pared: repisas, cuadros, armarios, estantes espejos y libreros.
Evite colocar objetos pesados en la parte superior de éstos.
Asegure firmemente al techo las lámparas y candiles.
Procure que todos, especialmente los niños. Tengan consigo una identificación. De ser posible con número telefónico y tipo de sangre.

Durante
Conserve la calma, no permita que el pánico se apodere de usted. Tranquilice a las personas que estén a su alrededor. Ejecute las acciones previstas en el plan familiar.
Diríjase a los lugares seguros previamente establecidos; cúbrase la cabeza con ambas manos colocándola junco a las rodillas.
No utilice los elevadores.
Aléjese de los objetos que puedan caer, deslizarse o quebrarse.
No se apresure a salir, el sismo dura sólo unos segundos y es posible que termine antes de que usted lo haya logrado.
De ser posible cierre las llaves del gas, baje el swich principal de alimentación eléctrica y evite encender cerrillos o cualquier fuente de incendio.

Después
Verifique si hay lesionados, incendios o fugas de cualquier tipo, de ser así, llame a los servicios de auxilio.
Use el teléfono solo para llamadas de emergencia. Escuche la radio para informase y colabore con las autoridades.
Si es necesario evacuar el inmueble, hágalo con calma, cuidado y orden, siga las instrucciones de las autoridades.
Reúnase con su familia en el lugar previamente establecido.
No encienda cerrillos no use aparatos eléctricos hasta asegurarse de que no hay fugas de gas.
Efectúe con cuidado una revisión completa de su casa y mobiliario. No haga uso de ella si presenta dañas graves.
Limpie los líquidos derramados o escombros que ofrezcan peligro.
Esté preparado para futuros sismos, llamados réplicas. Generalmente son más débiles. Pero pueden ocasionar daños adicionales.
Aléjese de edificios dañados y evite circular por donde existan deterioros considerables.
No consuma alimentos ni bebidas que hayan podido estar en contacto con vidrios rotos o algún contaminante.
En caso de quedar atrapado, conserve la calma y trate de comunicarse al exterior golpeando con algún objeto.
No propague rumores. Fuente: Centro Nacional de Prevención de Desastre

Qué hacer en caso de sismo en...
La vía pública
Mantener la calma evitando gritar y/o realizar acciones que manifiesten pánico.
Evitar lanzarse a correr. Una buena parte de las desgracias que ocurren durante los sismos se deben a las personas que corren sin fijarse, y son atropelladas o sufren caídas.
Analizar la zona donde se encuentra a fin de dirigirse al sitio más seguro. Este será aquel que no tenga edificios cercanos con ventanales u que esté alejado de los cables que conducen energía eléctrica.
Evitar acercarse a los postes donde se encuentran los transformadores
Tratar de situarse en centro de los camellones o en los paraderos del transporte público, a fin de garantizar su protección.
Encender la radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias.
Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

En el vehículo
Mantener el control del automóvil disminuyendo la velocidad hasta detenerse por completo.
Estacionar el vehículo evitando quedar a la sombra de los edificios que tienen de cinco a siete pisos, los cuales son más vulnerables.
Evitar descender de la unidad y mantener la calma
Encender el radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias.
Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

En el transporte eléctrico
Mantener la calma y evitar ser presa del pánico.
Evitar dentro de lo posible descender del vehículo.
Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

En la residencia
Mantener la calma.
Comprobar que las llaves del gas estén cerradas y que los aparatos eléctricos estén apagados
Realizar en caso de contar con el tiempo suficiente, la evaluación del inmueble.
Evitar situarse en los sitios donde se encuentren repisas o libreros que puedan caerle encima
Reunir a la familia en la misma habitación y esperar a que concluya el movimiento.
Encender la radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias.
Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.
Es importante que las familias que viven en zonas sísmicas cuenten con un botiquín de primeros auxilios, un radio de pilas, una linterna, agua potable y un sobre con sus documentos más importantes (identificaciones, cuentas bancarias, etc. )
A fin de tomarlos al momento de iniciarse el movimiento telúrico.

En los centros de trabajo
Mantener la calma.
Apagar el equipo eléctrico.
Evitar perder el tiempo reuniendo las pertenencias personales
Evitar correr y gritar
Evitar el uso de los elevadores y escaleras eléctricas.
Seguir las señales que marcan las rutas de evacuación.
Buscar salir del edificio una zona segura considerando los ventanales de los inmuebles cercanos, los cables de corriente eléctrica, los transformadores y el flujo vehicular.
Encender el radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias
Comunicarse con sus familiares para conocer su estado.

En los centros de reunión
Mantener la calma y evitar conductas alarmantes.
Seguir la ruta de evacuación.
Evitar correr.
Evitar quedar bajo repisas que contengan adornos o bajo las lámparas del local.
Evitar las cercanías de los aparadores o ventanas.
Evitar en uso de los elevadores o escaleras eléctricas.
Situarse en lugares que muestren seguridad (bajo las trabes o las esquinas que estén reforzadas con columnas)
Encender la radio a fin de informarse sobre la magnitud del evento y sus consecuencias
Comunicarse con sus familiares para conocer su estado
Fuente: José Luis Trueba Buenfil y José Luis Trueba Lara “Protéjase en caso de desastres“, ed. promexa

Sistema de Alerta Sísmica
La alerta sísmica es una señal de radio que llega a la ciudad de México 50 segundos antes que sienta el temblor fuerte proveniente de la costa de Guerrero

¿Cuál es su objetivo?
El objetivo del Sistema de Alerta Sísmica es contribuir a mitigar los efectos de los sismos fuertes sobre la población y los sistemas vitales de la Ciudad de México.
Tal objetivo se puede lograr al planear y realizar las actividades necesarias para sufrir menos daños y responder adecuadamente frente a un sismo de gran magnitud, aprovechando la anticipación que ofrece la alerta. En este sentido, es fundamental identificar y reducir riesgos estructurales; así como practicar, a través de simulacros, los procedimientos de seguridad que se pueden realizar en 50 segundos.

¿Para qué funciona?
La alerta sísmica funciona para que cada persona disponga de 50 segundos antes de sentir el temblor para iniciar los procedimientos y acciones de seguridad mas convenientes, tales como:
Dejar de hacer actividades de riesgo, como aquéllas en las que manejan sustancias tóxicas, fuego, equipo mecánico y otras.
Cerrar llaves y válvulas como las de gas, energía eléctrica, vapor y otras.
Abrir puertas de emergencia
Concentrarse en los lugares predeterminados como de menor riesgo, ya sea dentro o fuera de las construcciones
Estos mismos conocimientos deben tratar de hacer cuando empiece a temblar, aunque no se escuche el sonido de la alerta sísmica

¿Cuándo se activa?
La alerta sísmica se activa automáticamente cuando las estaciones instaladas en la costa de Guerrero detectan el inicio de un sismo de gran magnitud y envían la señal.
También se activa cuando el equipo de alerta se opera manualmente para hacer un simulacro.
Como en todo desarrollo tecnológico, pueden ocurrir fallas que activen la alerta, aunque esta posibilidad es muy pequeña.

¿Cuándo no se activa?
La alerta sísmica NO se activa en los siguientes casos de temblores que se sienten en la Ciudad de México:
Sismos de pequeña magnitud, o Sismos con origen fuera de la costa de guerrero
La alerta también podría no activarse por una falla del equipo, aunque esta posibilidad es mínima.
La Republica Mexicana se Encuentra en una de las zonas sísmicas más activas del mundo.
El sistema de Alerta Sísmica consiste en un conjunto de estaciones instaladas en la costa de Guerrero, que detectan los movimientos sísmicos de gran magnitud y envían en forma automática una señal de radio para activar los sistemas de alerta.


Vía: Protección Civil



viernes, 9 de diciembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- TAX va por un futuro integral...


TAX pugna por un diseño más sensible al entorno urbano, la naturaleza y al futuro del país. (Imagen Cortesía: Klint&Foto)


Uno de los proyectos más importantes para Alberto Kalach y su Taller de Arquitectura X (TAX) es “México: Ciudad Futura”, iniciativa que tiene un enfoque integral de infraestructura, sustentabilidad y desarrollo urbano, orientada a rescatar los antiguos lagos de la Ciudad de México.

Con esta iniciativa, Kalach ha trabajado con Teodoro González de León, Juan Cordero y Gustavo Lipkau, y considera que la rehabilitación del lago de Texcoco es uno de los proyectos más significativos para su despacho.

“Es muy importante para nuestra oficina porque pensamos que es importante para México. Éste es el tipo de proyectos que el país necesita”, comenta Kalach.

Para él, en la arquitectura del siglo XXI, a diferencia de la del siglo pasado, hay interés creciente por el medio ambiente, y por ser más sensibles al entorno, a la naturaleza y a hacer edificios “un poco menos impositivos”.

Considera que cada vez será más importante la iluminación y la ventilación natural, eficientar los materiales y tener una mejor orientación de las estructuras para mantener las temperaturas adecuadas para cada local.
Sin embargo, señala que, aunque la situación actual de la arquitectura mexicana se ha visto revitalizada por una nueva generación de arquitectos, existe un déficit de ingenieros.

“Hay muy pocos ingenieros civiles y estructuristas. Y en un país que no tiene suficientes puertos, aeropuertos y carreteras, necesitamos muchos más ingenieros, o arquitectos más sensibles a la ingeniería”.

Kalach enfatiza que México necesita planeación urbana y desarrollo de infraestructura. “Es el tipo de proyectos en donde los arquitectos deberían tener la cabeza”, comenta.

“Hay áreas enormes que no tienen agua potable, que no tienen calles, o que sufren de inundaciones”, agrega.
Kalach enfoca sus diseños en hacer una arquitectura directa y racional, en la que se preocupa por elementos como la orientación, el asoleamiento, la iluminación y la ventilación natural y por usar el menor número posible de materiales.


SERIE: Los diez despachos de la década

Las firmas de arquitectos mexicanos que más innovaron durante los primeros años del nuevo siglo.

 SIGUIENTE: ¿Cómo se eligieron los Diez Despachos?

 

Vía: CNNExpansión

miércoles, 7 de diciembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- Lo sensible y racional de Mauricio Rocha...


Mauricio Rocha trabaja con un equipo de 15 arquitectos que realizan cerca de 20 proyectos al año. (Imagen Cortesía: Klint&Foto)


En los últimos 10 años, el Taller de Arquitectura de Mauricio Rocha aprendió a evaluar todo tipo de posibilidades y a adecuarse a realidades distintas, siempre meditando cómo insertar su trabajo en condiciones completamente diversas, pues mientras hacía edificios públicos, también proyectaba las agencias de Audi y Porsche en Huixquilucan, Estado de México.


“La arquitectura no requiere un presupuesto alto o un gran terreno. Nosotros construimos espacios dignos con las posibilidades que nos ponen en la mesa los clientes”, sostiene Rocha.

Uno de los preceptos de este taller es que México es el lugar indicado para construir en esta época de crisis global, porque los arquitectos mexicanos están acostumbrados a manejar todo tipo de dificultades y a trabajar en esas condiciones.

Para Rocha, la arquitectura sobrepasa los siglos, de ahí que se declare admirador de la arquitectura atemporal y de aquellas obras marcadas por una serie de condiciones como espacio y luz, que son contundentes al experimentarlas y vivirlas.

El Taller de Arquitectura aprovecha los atributos tecnológicos y de comunicación que hoy en día están disponibles. De igual forma, utiliza tecnologías de construcción innovadoras y materiales tectónicos, en busca de transformarlos para ofrecer nuevas propuestas.

El Taller de Arquitectura arrancó el siglo construyendo obra pública en el Distrito Federal, algo que lo puso en la mira de muchos clientes, aunque el aprendizaje fue caro.

“En la obra pública llevamos nuestro trabajo hasta el final y demostramos que sí se puede dar seguimiento a la idea original para hacer una obra digna, porque había una mala costumbre de no seguir los planes y no respetar el trabajo del arquitecto”, relata Rocha, quien lamenta que muchos edificios públicos estén mal cuidados o alterados.

Hoy, Rocha regresa a sus orígenes con el tiempo suficiente para pensar y diseñar. “El trabajo se basa en meditar lo que hacemos para que tenga su mejor cualidad espacial y de vida”, dice el arquitecto.


SERIE: Los diez despachos de la década

Las firmas de arquitectos mexicanos que más innovaron durante los primeros años del nuevo siglo.

 SIGUIENTE: TAX va por un futuro integral

 

Vía: CNNExpansión



martes, 6 de diciembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- Serrano Monjaraz, más que un estilo...


El despacho está compuesto por 20 personas, aunque esperan llegar a 30 y atender unos 20 proyectos al año. (Imagen Cortesía: Klint&Foto)



A finales de los años 90, Juan Pablo Serrano y Rafael Monjaraz desarrollaron una fórmula en su despacho para trabajar a través de grupos multidisciplinarios formados con arquitectos, desarrolladores de vivienda y especialistas en cada rama de la construcción, para crear espacios acordes a las necesidades de los clientes.


Este concepto, al que llaman design development, también les permite crear espacios llenos de luz, sobre todo en sus diseños de edificios de departamentos.

Sin embargo, Rafael Monjaraz señala que el despacho no tiene un estilo definido porque todos los días cambia la sociedad y el hombre que vive en ella.

“Respetamos las construcciones históricas y conjuntamos elementos de época con los modernos y los plasmamos en propuestas arquitectónicas más ligadas a la vida de un mundo global”, comenta Serrano.

Ésta es la razón por la cual, dice, esta firma puede construir lo que se le pida, ya que el enfoque se centra en el entorno y en las necesidades y gustos del cliente, quien es “el verdadero protagonista de las ideas”.

Antes, ambos arquitectos eran las cabezas del despacho; ahora están convencidos de la importancia de delegar el trabajo, razón por la que fomentan la interacción con asesores y personas de otras disciplinas.
Serrano y Monjaraz afirman que no han dado lo mejor de ellos a la arquitectura mexicana; sin embargo, creen que éste es su momento porque siguen aprendiendo de todas las personas que trabajan en el taller y, lo más importante, están deseosos de seguir construyendo.

Para ellos, más que una profesión, la arquitectura es un estilo de vida en el que el ideal arquitectónico es lograr la creación de espacios en los que la gente trabaje y viva con la cantidad de luz necesaria, el aire suficiente y se elimine la sensación de estar atrapado entre cuatro bloques de concreto.

“Como vivir bajo la sombra de un árbol”, precisa Serrano. Entonces, dicen, se habrá hecho buen uso de la arquitectura.


SERIE: Los diez despachos de la década

Las firmas de arquitectos mexicanos que más innovaron durante los primeros años del nuevo siglo.

 SIGUIENTE: Lo sensible y racional de Mauricio Rocha

 

Vía: CNNExpansión

lunes, 5 de diciembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- JSª, en el lugar y el tiempo adecuados...


Entre ingenieros y arquitectos, el taller desarrolla unos 40 proyectos. (Imagen Cortesía: Klint&Foto)



Si hubiera un hilo conductor en la historia del taller de arquitectura JSª, sería la vivienda urbana que diseñó, construyó y hasta recicló en años recientes, aprovechando estructuras y fachadas de edificios abandonados, que luego transformó en hoteles y gimnasios en la colonia Condesa del Distrito Federal.

“A partir de esos proyectos empezamos a sonar mucho, porque estaban en la misma zona y por eso se sintieron como si fueran uno mismo”, relata Javier Sánchez, fundador de JSª.

El arquitecto se declara amante de la arquitectura moderna y acepta que sus proyectos están pensados para encajar en el lugar y en el tiempo.

“En la primera parte de este siglo, la arquitectura llegó a los límites económicos. Los proyectos públicos en Europa y Asia excedieron sus presupuestos, gastando recursos impensables. Yo no me dejo apantallar por esos grandes edificios, porque no siento que tengan una relación con la escala humana”.

Bajo el concepto diseño-desarrollo, herramienta básica en este despacho, JSª logra unir la mentalidad y las cualidades de ingenieros civiles y arquitectos en los proyectos del taller. “Siempre ha existido el conflicto entre los arquitectos y los ingenieros y eso lo vivimos más en el desarrollo inmobiliario”.

No obstante, dice Sánchez, su taller es un espacio ex profeso para el diálogo y la colaboración entre estas dos disciplinas  cuando se encuentran alrededor de las mesas de trabajo.

Aprender a crecer es uno de los retos más difíciles a los que se enfrentan el arquitecto y su equipo, equivocarse y admitirlo para luego repensar cómo solucionar el problema, dice, y recuerda que hace algunos años transformó un edificio que luego tuvo que remodelar porque no funcionaba.

Javier Sánchez se interesa también por estudiar la forma como ‘vive’ un edificio y cómo reacciona ante determinado clima, y dedica parte de su tiempo a la investigación de tecnologías sustentables que puso a prueba al remplazar el aire acondicionado por un sistema alterno en la remodelación y ampliación del edificio de ICA, en el DF.


SERIE: Los diez despachos de la década

Las firmas de arquitectos mexicanos que más innovaron durante los primeros años del nuevo siglo.

 SIGUIENTE: Serrano Monjaraz, más que un estilo

 

Vía: CNNExpansión

viernes, 2 de diciembre de 2011

NOTICIAS ARQUITECTURA.- GDU diseña oxígeno para las ciudades...


Al año, el despacho integrado por 25 personas maneja unos 10 proyectos. (Imagen cortesía: Klint&Foto)


Antes de que la sustentabilidad se convirtiera en moda, Mario Schjetnan Garduño ya estaba en la primera línea de precursores de la arquitectura de paisaje y el diseño urbano.


Egresado en 1970 de la maestría en Arquitectura de Paisaje con especialidad en Diseño Urbano, de la Universidad de California (Berkeley), Schjetnan realizó después estudios ambientales avanzados en la Universidad de Harvard.

En 1977 fundó el despacho Grupo de Diseño Urbano (GDU), junto con José Luis Pérez Maldonado, y desde entonces enfrenta el reto de devolverle vida a zonas urbanas en peligro o devastadas por el hombre; un trabajo que va mucho más allá “de sólo poner arbolitos”.

Schjetnan recuerda que, en los inicios del despacho, su labor no era comprendida. Pero en la década de los 90, GDU obtuvo diferentes premios, desde el Green Prize of Urban Design de la Universidad de Harvard, por su trabajo en el Parque Ecológico Xochimilco, hasta reconocimientos como el President’s Award of Excellence y la Medalla de Oro de la Bienal de Arquitectura de México, como resultado de su labor en el parque El Cedazo, en Aguascalientes, y el Parque Histórico Culhuacán.

Entre 2004 y 2007, desarrolló en dos etapas el plan maestro integral de rehabilitación ambiental, hidráulica, histórica y paisajística del Bosque de Chapultepec. El proyecto incluyó la construcción y la arquitectura del paisaje del Jardín Botánico y el Espejo de Agua de 3,480 m2 que une los museos de Antropología y Tamayo.

Con este proyecto, GDU ganó la medalla de Plata de la IX Bienal de Arquitectura Mexicana, en 2006, y el Honor Award de la American Society of Landscape Architects, otorgado por su diseño del Espejo de Agua.

Schjetnan considera que, en los últimos años, se ve un surgimiento del paisaje y el urbanismo como concepto fundamental en la arquitectura, y comenta que, con el tiempo, estos elementos tendrán que responder a normativas mucho más exigentes.


SERIE: Los diez despachos de la década

Las firmas de arquitectos mexicanos que más innovaron durante los primeros años del nuevo siglo.

 SIGUIENTE: JSª, en el lugar y el tiempo adecuados

 

Vía: CNNExpansión